LA VOLUNTAD DIVINA DE DIOS EN NUESTRAS VIDAS


La voluntad Divina de Dios en nuestras vidas

La voluntad Divina de Dios en nuestras vidas.

Hay momentos que el peso de la cruz nos hace caer en desanimo, nos hace correr hacia el lado contrario buscando la liberación de esa cruz que nos aplasta.

Queremos regresar al pasado, sin complicaciones… podemos decir “basta” ya me canse, esto no es para mi.

Podemos recrearnos en el pensamiento de una vida más común, como los demás, o como antes teníamos.

Si. Podemos soltar la cruz. Pero soltarla es dejar solo a Dios.

Soltarla es negarle a Dios obrar a su gusto en esos planes hermosos y tan necesarios que lleve a feliz término.

Planes que serán de gran beneficio para muchos y para todos.

Es decirle a Dios, te equivocaste yo no soy el instrumento que necesitas… Búscate otra persona que sea idóneo a tu estilo.

Podemos, si, dejar a Dios solo, abandonar el llamado. Si podemos.

Dios respeta nuestro libre albedrío… Pero que infelices seremos.

Podemos jugar a la felicidad… Pero no podemos engañarnos.

El vacío interior, la conciencia llamando, son heridas muy penetrantes y dolorosas.

A veces podemos tomar decisiones que no tienen vuelta atrás.

Las gracias y bendiciones que íbamos a recibir personalmente y para la familia se pierden.

Olvidamos, en nuestra desesperación, que la cruz no es pesada cuando Cristo nos ayuda a cargarla.

Cristo es nuestro cirineo.

Padre ábrenos los ojos para ver y conocer con claridad siempre mayor la voluntad Divina. Amen.<>

Enviado por: Margarita Gary Berrios.