Virgen María Auxiliadora oración para una petición difícil efectiva y poderosa

Virgen María Auxiliadora oración para una petición difícil efectiva y poderosa

Virgen María Auxiliadora oración para una petición difícil efectiva y poderosa

Virgen María Auxiliadora oración para una petición difícil efectiva y poderosa
Esta oración es muy efectiva y poderosa pero hay que rezarla con muchísima fe y esperanza.

Se hace, junto a las Avemarías durante nueve días seguidos.

Cada día, y con gran confianza, se repite la misma petición, y aunque lo que se desee obtener parezca muy difícil, imposible, la Santísima Virgen María Auxiliadora intercederá y llevara los ruegos ante Dios Padre para que sean conseguidos cuanto antes.

Virgen María Auxiliadora oración para una petición difícil.

Santísima Madre inmaculada de la Luz yo (decir su nombre), postrado delante del trono de vuestra clemencia, y confuso por mis muchos y gravísimos pecados, con sumo dolor mi corazón proclamo que los expulso, porque con mis faltas ofendí a tu Santísimo Hijo, Dios y Señor mío amabilísimo, a quien amo sobre todas las cosas,
y estoy resuelto a morir antes de volverle a ofender.

Tú, Señora mía, dígnate de admitirme como el más íntimo de tu esclavo y de tu Hijo.

Virgen María Auxiliadora guárdame debajo del manto de tu Patrocinio y en el seno dulcísimo de tu maternal amor, porque yo, Señora mía y Madre benignísima, todo me doy.

Virgen María Auxiliadora, me entrego y dedico a Ti como esclavo e hijo tuyo, ahora y siempre y por toda la eternidad, te doy humildes gracias por los beneficios que he recibido, por los males y peligros de que he sido librado por mediación de tu inmensa misericordia.

Haz, Señora mía, te ruego por el amor que tienen a tu Dulcísimo Hijo, que todos mis pensamientos, palabras y obras, todas mis adversidades y trabajos, toda mi vida y muerte, sean siempre dirigidos por tus méritos e intercesión, según el beneplácito de Dios y para su mayor Gloria, a tu honor y obsequio y bien de mi alma. Así sea.

(Decir ahora lo que se desea conseguir, por difícil que sea).

Alabemos y glorifiquemos a Dios, al Hijo y al Espíritu Santo a la Virgen María Auxiliadora por los siglos de los siglos. Amén.

Rezar nueve Avemarías. Hacer la oración y los rezos nueve días seguidos.

Enviado por: Sandra Connelly. (México)