VIRGEN MARÍA MI VERDADERO CONSUELO EN ESTE MUNDO

Virgen María mi verdadero consuelo

Virgen María mi verdadero consuelo.

¡Oh divina María, mi única Soberana, y después de Dios mi verdadero consuelo en este mundo!

Vos sois el rocío celestial que dulcifica mis amarguras.

Vos sois la brillante luz que disipa las tinieblas que rodean a mi alma.

Vos sois la guía de mis pasos, la fuerza de mis debilidades, el tesoro en mi pobreza, el bálsamo que cura mis heridas, el consuelo que enjuga mis lagrimas, mi refugio en las miserias, y la esperanza de mi salvación!

¡Oh María! Tened piedad de mí, Vos que sois la Madre de Dios, que tanto amaos a los hombres, concededme lo que os pido.

(Con mucha fe y amor pedir aquí su necesidad)

Vos que sois nuestra defensa y nuestra alegría, haced que yo sea digno de gozar con vos esa bienaventuranza que gozáis en el cielo. Amén.<>

Enviado por: ‎Luz Dary Parra Salgado‎.

Oraciones Poderosas