Coronilla en Honor del Ángel de la Guarda muy Milagrosa

Coronilla en Honor del Ángel de la Guarda muy Milagrosa
Coronilla en Honor del Ángel de la Guarda muy Milagrosa

Coronilla en Honor del Ángel de la Guarda muy Milagrosa

Coronilla en Honor del Ángel de la Guarda muy Milagrosa
Señal de la cruz. +

Coronilla en Honor del Ángel de la Guarda.
Oración a los Ángeles.

Dios Uno y Trino, Omnipotente y Eterno! ¡Antes de acudir a Tus siervos, los Santos Ángeles, para implorar su auxilio, nos postramos ante Tu presencia y te adoramos, Padre, Hijo y Espíritu Santo!

¡Alabado seas y glorificado por toda la eternidad!

Todos los Ángeles y los hombres que creaste, Te adoren, Te amen y Te sirvan.

Dios Santo, Fuerte e Inmortal Y Tú, oh María, Reina de todos los Ángeles, acepta benigna, los ruegos que les dirigimos a tus siervos y preséntalos al Altísimo.

Tú que eres la omnipotencia suplicante, la medianera de las gracias, a fin de que obtengamos gracia, salvación y auxilio!

A ustedes, grandes y Santos Ángeles que Dios nos dio para nuestra protección y auxilio:

En nombre de Dios Uno y Trino, les suplicamos,

-¡Dense prisa en socorrernos!

En nombre de la preciosa Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, les suplicamos,

-¡Dense prisa en socorrernos!

Por el Santo Nombre de Jesús que todo lo puede, les suplicamos,

-¡Dense prisa en socorrernos!

Por las llagas de Nuestros Señor Jesucristo,
les suplicamos,

-¡Dense prisa en socorrernos!

Por los martirios de nuestro Señor Jesucristo,
les suplicamos,

-¡Dense prisa en socorrernos!

Por la Santa Palabra de Dios, les suplicamos,

-¡Dense prisa en socorrernos!

Por el Corazón de Nuestro Señor Jesucristo, les suplicamos,

-¡Dense prisa en socorrernos!

En nombre del amor que Dios tiene por nosotros, les suplicamos,

-¡Dense prisa en socorrernos!

En nombre de la fidelidad que Dios tiene con nosotros, les suplicamos

-¡Dense prisa en socorrernos!

En nombre de la misericordia que Dios tiene con nosotros, les suplicamos

-¡Dense prisa en socorrernos!

En nombre de María, la Reina de cielos y tierra, les suplicamos

-¡Dense prisa en socorrernos!

En nombre de María, su Reina y Señora, les suplicamos

-¡Dense prisa en socorrernos!

En nombre de María Santísima, Madre de Dios y Madre nuestra, les suplicamos

-¡Dense prisa en socorrernos!

Por su propia bienaventuranza, les suplicamos

-¡Dense prisa en socorrernos!

Por su propia fidelidad, les suplicamos

-¡Dense prisa en socorrernos!

Por su lucha en favor del Reino de Dios, les suplicamos

-¡Dense prisa en socorrernos!

Se lo suplicamos:

-¡Protéjanos con su escudo!
Se lo suplicamos:

-¡Defiéndanos con su espada!
Se lo suplicamos:

-¡Ilumínenos con su luz!
Se lo suplicamos:

-¡Sálvenos bajo el manto protector
de María Santísima!
Se lo suplicamos:

-¡Guárdenos en el Corazón de María Santísima!
Se lo suplicamos:

-¡Confíenos a las manos de María Santísima!
Se lo suplicamos:

-¡Muéstrenos el camino que nos lleva a la puerta de la vida:
el Corazón abierto de Nuestro Señor!
Se lo suplicamos

-¡Conducidnos con seguridad
a la Casa del Padre Celestial!
Amén.

Oración al Ángel de la Guarda.

Ángel Santo, amado de Dios, que después de haberme tomado, por disposición divina, bajo tu bienaventurada guarda, jamás cesas de defenderme, de iluminarme y de dirigirme: yo te venero como a protector, te amo como a custodio; me someto a tu dirección y me entrego todo a ti, para ser gobernado por ti.

Te ruego, por lo tanto, y por amor a Jesucristo.

Te suplico, que cuando sea ingrato para ti y obstinadamente sordo a tus inspiraciones, no quieras, a pesar de esto, abandonarme.

Antes al contrario, colócame pronto en el recto camino, si me he desviado de él.

Enséñame, si soy ignorante; levántame, si he caído; sosténme, si estoy en peligro y condúceme al cielo para poseer en él una felicidad eterna. Amén.

Primer Honor:

Ángel de mi guarda, sé mi fiel protector.

Ángel de mi guarda mi dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día.

Cinco veces gloria.

Segundo Honor:

Ángel de mi guarda, consejero en las decisiones que desee tomar.

Ángel de mi guarda mi dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día.

Cinco veces gloria.

Tercer Honor:

Ángel de mi guarda, sé mi fiel guía en el camino.

Ángel de mi guarda mi dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día.

Cinco veces gloria.

Cuarto Honor:

Ángel de mi guarda, sé mi amigo y el de mis hijos.

Ángel de mi guarda mi dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día.

Cinco veces gloria.

Quinto Honor:

Ángel de mi guarda, sé mi guardián en los momentos de peligro.

Ángel de mi guarda mi dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día.

Cinco veces gloria.

Sexto Honor:

Ángel de mi guarda convoca a los querubines y serafines para que siempre me rodee de buena gente cristiana.

Ángel de mi guarda mi dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día.

Cinco veces gloria.

Enviado por: Oscar Alejandro Tamez.