Oración para pedir a Dios tranquilidad y Bendiciones

Oración para pedir a Dios tranquilidad y Bendiciones.
Oración para pedir a Dios tranquilidad y Bendiciones.

Amado Señor, Tú que eres la fuente de todo bien, de quien nos vienen las bendiciones y gracias, te pido que en este día vengas y entres ami casa y revélame todo lo que necesito saber para amarte y seguirte fiel a tus mandatos.

Sé, que entre muchos, Tú te has fijado en mí, me conoces y me acompañas a lo largo de mi camino de vida.

Quiero que grabes en lo profundo de mi alma, el gran sacrificio de la Alianza eterna de amor que has sellado con tu sangre y que me compromete a darte glorias y alabanzas con mis acciones y palabras.

Enséñame a descubrir en los demás, lo mejor de ellos y verlos siempre con ojos de misericordia.

Señor de mi vida, cada día que me regalas es una oportunidad más para vivir el amor y con seguridad avanzar por el camino que lleva hacia la salvación que me ofreces.

Quiero ganarme el Cielo en base a mi esfuerzo honesto en extender tu Palabra de vida a todos los rincones del mundo, por eso, necesito de tu fuerza para trabajar duro en lo que me hace ser mejor persona.

Quiero vivir confiado de que Tú me acompañas y me ayudas a levantarme cuando estoy caído, vivir y actuar sabiendo que Tú me corriges con amor y diriges mis pensamientos para tomar mejores decisiones de vida.

Mi Dios, Tú que eres un Dios abundante en generosidad, te pido que dejes caer en mi vida los dones que necesito para vivir trabajando por tu reino de forma sabia, con gran caridad y desprendimiento.

Te confieso como mi Dios y mi Salvador, como el hijo de María, el hijo del carpintero que seguramente aprendió, en la Sagrada Familia, a ser dedicado en el trabajo y meditar las cosas en la profundidad de su corazón.

Confío en tu presencia que me da la seguridad de que, aunque en mi propio ambiente familiar yo sea rechazado y apartado por seguir tus pasos, siempre pueda mantenerme firme dando testimonio de tu amor

Quiero abrirme con sencillez a las enseñanzas de tu Evangelio, porque al hacerlo puede abrirse un camino seguro hacia mi propia libertad.

Quiero ser reflejo de Ti para que otros también crean.

Te amo, te confío a mi familia y los que quiero, sabiendo que tu amor es escudo de bendición. Amén.

Propósito para hoy:

Rezaré y meditaré un misterio del Santo Rosario durante el día, por todos aquellos que sienten odio hacia la Iglesia Católica.

Frase de reflexión:

“No tengan miedo de pedir perdón a Dios. Él no se cansa nunca de perdonar. Dios es todo misericordia”

Enviado por: Oscar Alejandro Tamez Bazan. (México)