POEMA A LA VIRGEN MARÍA HIJA DE SAN JUANQUÍN Y SANTA ANA

San-Juaquin-y-Santa-AnaPOEMA A LA VIRGEN MARÍA HIJA DE SAN JUANQUÍN Y SANTA ANA.

A su pequeña Niña, más bella que
un Ángel o querubín, la que mecieron
de pequeña en su cuna, la Virgen María
que Dios mandó del cielo, entre astros sol
y luna, ahora ella brilla como ninguna otra.

Predestinada, y consagrada a la sapiencia
pura del verdadero Dios por sus padres.

Fue ofrecida, santificada, privilegiada Hija
del Padre; Madre del Hijo y Esposa del
Espíritu Santo, favorecida y escogida
para ser la Madre de Dios.

Niña que Dios escogió, hiló, tejió, a sus
padres obedeció y aprendió oficios entre
viñas, trigales, y telares, el Ángel le dijo:
concebirás y darás a luz un hijo, dijo que
sí María, nació Jesús envuelto en pañales.

María la niña que nació limpia fue preservada
por la Trinidad Santa, sin la mancha del pecado
original, en su vientre concibió a su hijo bien amado
Jesús, quien vino a liberar al mundo por el pecado atado.

¡Gracias Padre! Por darnos a tu Madre
la Inmaculada Concepción ¡Oh Virgen y
Madre María quien concibió por obra y
gracia de tu Espíritu Santo.

María sin tu intercesión
almas del mundo se perderían. AMEN.<>

AUTORA: LUZ DEL CARMEN GOMEZ OROZCO.

Oraciones Poderosas