San Antonio de Padua oración para causas imposibles

San Antonio de Padua oración para causas imposibles

San Antonio de Padua oración para causas imposibles

San Antonio de Padua oración para causas imposibles
¡Oh bendito San Antonio!

El más glorioso de los santos, el más admirable de todos los santos el más gentil entre todos los santos, tu amor por Dios, tu caridad por sus criaturas y tu afán por auxiliar a todos te hicieron merecedor, cuando estabas aquí en la tierra, del don de los poderes milagrosos.

¡Oh bendito San Antonio!

Los milagros esperaban tu palabra, y tú estabas siempre dispuesto a pedir por todos aquellos con problemas o ansiedades.

Animado por este pensamiento, y seguro de tu bondad te imploro obtengas para mí.

(Hacer con mucha fe la petición que necesita).

La respuesta a mi rezo en tus manos te la dejo, puede que requiera un milagro, pero tú eres el Santo de los milagros y en ti confío y espero.

¡Oh gentil y querido santo!

cuyo corazón siempre está lleno de compasión y ternura humana, susurra mi petición a los oídos del dulce Niño Jesús, a quien le gustaba en sobremanera estar entre tus dulces brazos, por favor te lo suplico, no me dejes sin respuesta, yo te rezare con fervor y por siempre tendrás la gratitud de mi corazón.

Rezar con mucha devoción el Padrenuestro, el Avemaría y el Gloria trece veces. Amén.