PREPARA TU CASA PARA LA CELEBRACIÓN DE LA PASCUA JUEVES SANTO

Prepara tu casa para la celebración de la pascua jueves santoPrepara tu casa para la celebración de la pascua jueves santo.

Para vivir bien este día.

“Mi hora se acerca; en tu casa voy a celebrar la Pascua con mis discípulos.” (Mt 26, 14-25)

¡Qué gracia Jesús te da! Escogió tu casa para celebrar su Pascua con sus discípulos.

Esta Pascua es muy importante, pues ella debe marcar profundamente la vida de cada uno de los presentes, ya que el alimento principal será la propia carne de Jesús, y la bebida su propia sangre.

Pero, ¿por qué en tu casa? Seguramente es porque él te conoce y quiere sellar también contigo una nueva y eterna alianza.

Sin embargo, nuestra casa necesita estar preparada para recibirlo.

Sin duda, cuando estamos por recibir a alguien importante nos ponemos en primer lugar a limpiar nuestra casa, quitando toda la suciedad y tirando todo lo que ya es basura y después buscamos adornarla con manteles lindos y con flores.

De hecho, para recibir al Señor somos invitados a buscar la reconciliación, el perdón de los pecados, que sería el limpiar la casa, y después a hacer obras de caridad que serían sus adornos.

Todos sabemos que una buena amistad no puede quedarse sin compartir la mesa.

De hecho, Jesús, nuestro amigo, hoy quiere sentarse con nosotros.

El quiere hablarnos con aquellas palabras que ningún otro nos podrá decir y alimentarnos con el pan de vida. Sería muy lindo si hoy durante el día pudieras escribir una palabras para poder decirle a Jesús, en la misa después de la comunión, cuando él estará de un modo muy especial en tu ser (“en tu casa”).

Aunque sepamos que por más que nos preparemos, la gracia de su presencia siempre nos ultrapasa, de igual modo hoy queremos más que nunca prepararnos para recibirlo diciendo: “Señor yo no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme”.

No te olvides que Jesús nos dice: “Yo soy el pan de vida.

El que viene a mí nunca tendrá hambre, el que cree en mí nunca tendrá sed”.

Enviado por: Luisa Ochoa (Colombia).