Oración Virgen del Buen Remedio para causas urgentes y desesperadas

Oración Virgen del Buen Remedio para causas urgentes y desesperadas
Oración Virgen del Buen Remedio para causas urgentes y desesperadas

Oración Virgen del Buen Remedio para causas urgentes y desesperadas

Oración Virgen del Buen Remedio para causas urgentes y desesperadas
Tesorera de las riquezas de Dios, nuestra señora del Buen Remedio, con tu corazón rebosando de compasión hacia el más desesperado.

Virgen del Buen Remedio verdadera fuente de ayuda y remedio de nuestras vidas, en los días oscuros y sin esperanza, Tú siempre nos acompañas y nos recuerdas que no estamos solos en nuestras necesidades y problemas.

¡Oh Virgen del Buen Remedio!
¡Oh Virgen madre Santísima!

Pues que Tú, Reina del cielo, tanto vales, da remedio a nuestros males.

¿Quién podrá tanto alabarte, según es tu merecer?
¿Quién sabrá tan bien loarte, que no le falte saber?

Pues para nos valer, tanto vales, da remedio a nuestros males.

¡Oh Madre de Dios y hombre!
¡Oh concierto de concordia!

Tú que tienes por renombre, Madre de misericordia, pues para quitar discordia, tanto vales, da remedio a nuestros males.

Tú que amorosamente das compensación a nuestras necesidades, que con entrega y afán resuelves nuestras preocupaciones, no nos dejes sin mitigar todo lo que aflige a nuestros corazones.

¡Oh Madre Querida!

Oh Virgen del Buen Remedio, Tú que eres la gran mediadora estas dificultades ayúdanos a solventar.

(Pedir con mucha fe lo que se quiere conseguir).

Tú que por gran humildad, fuiste tal alto premiada, que a par de la Trinidad, Tú sola estás asentada; y pues Tú, Reina sagrada, tanto vales, da remedio a nuestros males. Amén.