Oración Santísimo Sacramento del Altar para pedir fortaleza y esperanza

Oración Santísimo Sacramento del Altar para pedir fortaleza y esperanzaOración Santísimo Sacramento del Altar para pedir fortaleza y esperanza

Oración Santísimo Sacramento del Altar para pedir fortaleza y esperanza

Oración Santísimo Sacramento del Altar para pedir fortaleza y esperanza
Padre amado, en este día voy necesitando de tu sanación y de tu perdón.

Sé que no me abandonas, aunque vuelva a cometer los errores una y otra vez, sabes que no es mi intención hacerlo.

Ven y abre caminos de esperanza para mí.

Bendice a cada uno de los que amo y que me ven como su apoyo, no quiero fallarles, por eso te pido que infundas fortaleza en este humilde siervo para ser luz para todos ellos.

Hazles sentir, a través de mí, todo el poder sanador de tu perdón y de tu amor. Confío en que en este momento estás derramando bendiciones sobre mí, sobre ellos, y todos los que me leen.

Mi Jesús, me siento plenamente confiado sabiendo que tu presencia me acompaña y que me confortas el alma porque con tu poder y tu amor me haces creer que de verdad soy alguien valioso para Ti.

Tú haces que mi corazón se levante lleno de gozo, de esperanza y ánimo, lo consuelas y lo instruyes bajo la luz de tu Palabra para hacerme caminar tranquilo y sin miedo a través de los caminos por lo que me vas llevando.

Tú nos ofreces un nuevo esquema de vida, ayudarnos unos a otros en nuestra salvación.

Todos hemos sido invitados a tu banquete de bodas, tanto buenos como malos, depende de mí, ver con que traje de fiesta me presentaré.

Quiero vestirme con el traje de las obras de misericordia y de bondad y no con aquel traje manchado por la avaricia, los egoísmos, la corrupción y el maltrato que pude haber dado a los demás.

Tú no quieres que ninguno se pierda y que ninguno de tus hijos tome malos caminos, pero has dado a cada uno libertad de decisión, libertad para asistir o no a tu gran banquete celestial.

Pongo en tus manos a toda mi familia, sobre todo a aquellos que te rechazan y me duele ver cómo te desprecian sabiendo yo el sinfín de riquezas que Tú nos prometes a quienes te amamos y seguimos con verdad y justicia.

Dame fortaleza, Señor mío, para presentarme ante tu Señorío siempre con el vestido de la humildad y de la caridad.

Regálame un corazón solidario con los necesitados y dispuesto a entregarse por servirte en cada uno de ellos. Amén.

Enviado por: Oscar Alejandro Tamez Bazan.