Oración a la Sangre de Cristo para protegerse de todo mal

Oración a la Sangre de Cristo para protegerse de todo mal
Oración a la Sangre de Cristo para protegerse de todo mal

Oración a la Sangre de Cristo para protegerse de todo mal

Oración a la Sangre de Cristo para protegerse de todo mal
Oh! Señor y Dios Padre Nuestro, que cuidas de tus Hijos y nos alejas de la presencia del maligno cuando hace acto de presencia y se manifiesta en nuestras vidas, dame tu protección para alejar, someter y vencer a todas las fuerzas del mal que anidan alrededor mío.

Por la Gloriosa Sangre del Pacto derramada por Nuestro Señor Jesucristo, te ordeno espíritu de tentación y falso pensamiento que me dejes libre y en paz.

¡Fuera, Fuera, Fuera de mi mente y de mis pensamientos; te lo ordeno en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo que te venció en la cruz!

Poderosa Sangre de Liberación, Sanación y Redención, derramada por Nuestro Señor Jesucristo; combate al enemigo de mi alma en mi cuerpo, mente y espíritu; aleja de mi ser todo dardo incendiario y venenoso del maligno.

No me dejes caer en tentación, gloriosa Sangre del Redentor y líbrame de todo mal.

Señor mío y Dios mío, te suplico que en este momento quites de mi mente todo pensamiento de debilidad y de derrota, y me des capacidad para fortalecerme con un diálogo interior marcado por el optimismo y la esperanza.

(Hacer la petición que usted necesita)

También, mi Dios, te pido que quites todo sentimiento pusilánime y cobarde que haya en mi corazón y me des la posibilidad de sentir toda la fuerza que el amor de tu Hijo me ha mostrado.

No quiero, mi Señor, acostarme con sentimientos de miedo o de tristeza, quiero estar tranquilo y sereno porque estoy en tus manos y sé que este es el mejor lugar para mí.

Mi Dios, Gracias por escucharme y derramar todas tus bendiciones en mi ser.

Gracias por hacerme dormir tranquilo y darme todas las herramientas que necesito para seguir luchando y haciendo lo bueno en el día que iniciaré mañana.

Bendito a todos los que amo y dales tu fortaleza para seguir adelante. Amén.

Enviado por: Camila Tobon.