ORACIÓN PARA DESATAR A MIS HIJOS DEL DOLOR QUE TRANSMITÍ EN ELLOS

ORACIÓN PARA DESATAR A MIS HIJOS DEL DOLOR QUE TRANSMITÍ EN ELLOSEstoy convencido como profesional de la salud mental, de lo que es sanar y liberar…

Las fuerzas negativas que consciente o inconscientemente transmitimos a nuestros hijos son dañinas, y repercuten en su comportamiento.

Por eso te invito que pidas a Nuestro Señor por lo que es carne de tu carne, huesos de tus huesos y sangre de tu sangre.

El poder de la oración de los padres, en conjunto con el sacramento del matrimonio, hace milagros y convierte vidas de tu descendencia.

Mira que bueno es el Señor!.

ORACIÓN PARA DESATAR A MIS HIJOS DEL DOLOR QUE TRANSMITÍ EN ELLOS.

Amado Padre celestial, hoy quiero que traigas todo tu amor sobre mi vida y me llenes de ti. Que tu hijo Jesús sane todas las heridas, que hay dentro de mí, para que esta oración llegue hasta el trono de tu gracia.

Ven Espíritu Santo ilumíname para desatar a mis hijos de todas aquellas ataduras que transmití sobre ellos, causándoles daño de tal manera que hoy en día no pueden realizarse como personas de éxito en todo lo que emprenden.

Quiero pedirte Jesús que con tu sangre preciosa y tus llagas liberes y sanes a mis hijos de todo el dolor que les transmití a través de mis actitudes, por los momentos dolorosos que tuve que atravesar, sembrando en ellos heridas, resentimientos, odios llevándolos a ser personas resentidas, sin amor y hoy están pagando las consecuencias de todo aquello que les transmití.

Señor Jesús arranca de ellos toda raíz de amargura para que consigan la paz en su corazón y se desempeñen con éxito, donde quiera que se encuentren.

Señor Jesús borra de sus corazones toda tristeza, rebeldía, signos de venganza para que puedan ser felices y consigan la paz en su corazón. Báñalos con tu Sangre Preciosa para que sanen de toda contaminación recibidas a través de las distintas circunstancias de su vida y sean liberados de toda opresión que les impida su progreso espiritual y material.

Coloca tu corazón en el corazón de mi hijo (diga el nombre) quiero sea liberado hoy. Que el corazón de (diga el nombre) sea cambiado por el tuyo, para que ame como tú; para que perdone, como tú perdonas; para que viva en ti y te sirva a ti, al Dios único y verdadero.

Permite Jesús que todo sentimiento negativo, desaparezca de su vida. Que cualquier dolor que haya recibido por nosotros como padres, su familia, sus amigos, sus seres queridos desaparezcan de él ahora mismo, para que sea invadido de la paz que tú ofreces a los que te buscan.

Enviado por: Doctor Oscar Alejandro Tamez Bazan.