Oración al Espíritu Santo para llenar tu vida de bendiciones

Oración al Espíritu Santo para llenar tu vida de bendiciones

Oración al Espíritu Santo para llenar tu vida de bendiciones

Oración al Espíritu Santo para llenar tu vida de bendiciones
Ven Santo Espíritu ven, Espíritu santo, Espíritu de amor, Espíritu que das vida, ven entra en mi, sana mi alma, sana mi ser, libérame, úngeme, lléname de ti, dame tus santos dones, revélame que es lo que debo hacer o decir, quédate divino consolador que te necesito, sin ti no sabré conducirme o seguir los pasos de mi Jesús, seré contigo valiente en las luchas y en todo lo que venga, ven dulce Espíritu, ven dador de los talentos, manantial que riegas la sequía, bálsamo que unges el alma, ven esposo de la Virgen María, ven Espíritu santo ven.

Corazón amantísimo de Jesús, digno de todo amor y de toda mi adoración; movido por el deseo de reparar y de lavar las ofensas graves y numerosas hechas contra ti, y para evitar que yo mismo me manche de la culpa de la ingratitud, te ofrezco y te consagro enteramente mi corazón, mis afectos, mi trabajo y todo mi ser.

Por cuanto son pobres mis méritos, ¡oh Jesús!, te ofrezco mis oraciones, mis actos de penitencia, de humildad, de obediencia y de las demás virtudes que practicaré hoy y durante mi vida entera hasta el último suspiro.

Propongo hacer todo por tu gloria, por tu amor y para consolar a tu Corazón.

Te suplico aceptes mi humilde ofrecimiento por las manos purísimas de tu Madre y Madre mía la Virgen María.

Dispón de mí y de mis cosas, Señor, según el beneplácito de tu Corazón.

Una dulce palabra sale del sagrario:

“Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, que yo os aliviaré”.

¿Quién habla así? El Corazón de Dios.

¿A quién habla? A la pobre criatura débil y enferma.

¿Para qué te llama? Para ser tú fuerza, tu consuelo.

Jesús se ha hecho víctima en la Misa.

Desea que tú lo recibas en la comunión.

Quiere también ser visitado por ti, quiere hablar sólo con tu corazón. Amén!

Enviado por: Sara Martínez, Susana Gagliardi.