Oración a la Madre Dolorosa y Afligida

Oración a la Madre Dolorosa y AfligidaOración a la Madre Dolorosa y Afligida

¡Oh Madre afligida, oh corazón virginal desgarrado por las Llagas de tu Divino Hijo! Dígnate admitir este pequeño recuerdo de sus sufrimientos, en unión con los que tú misma has padecido. Ofrece este homenaje a Jesús y, por tu santa intercesión, haz que reciba mis oraciones. Amén.

1ª María Madre mía, líbrame del pecado mortal, por el Poder que os concedió el Padre Eterno.
Avemaría.

2ª María Madre mía, líbrame del pecado mortal, por la Sabiduría que os concedió el Hijo.
Avemaría.

3ª María Madre mía, líbrame del pecado mortal, por el Amor que os concedió el Espíritu Santo.
Avemaría.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.
¡Oh María por tu Inmaculada Concepción, purifica mi cuerpo y santifica mi alma!.

A LA VIRGEN DE LOS DOLORES

Señora y Madre nuestra: tu estabas serena y fuerte junto a la cruz de Jesús. Ofrecías tu Hijo al Padre para la redención del mundo.

Lo perdías, en cierto sentido, porque El tenía que estar en las cosas del Padre, pero lo ganabas porque se convertía en Redentor del mundo, en el Amigo que da la vida por sus amigos.

María, ¡qué hermoso es escuchar desde la cruz las palabras de Jesús: “Ahí tienes a tu hijo”, “ahí tienes a tu Madre”.

¡Qué bueno si te recibimos en nuestra casa como Juan! Queremos llevarte siempre a nuestra casa.

Nuestra casa es el lugar donde vivimos, pero nuestra casa es sobre todo el corazón, donde mora la Trinidad Santísima.

Rosario de los siete dolores.
Envido por: Mariana De Jesus Sandoval De Enriquez.