Oración a Dios para pedir sanación del cáncer diabetes corazón

Oración a Dios para pedir sanación del cáncer diabetes corazón
Oración a Dios para pedir sanación del cáncer diabetes corazón

Oración a Dios para pedir sanación del cáncer diabetes corazón

Oración a Dios para pedir sanación del cáncer diabetes corazón
Esta oración se puede hacer por uno mismo o para pedir por otra persona que padezca cáncer, diabetes, del corazón o alguna otra grave enfermedad.

Te adoro Padre Eterno, te alabo y glorifico, pues de Ti proviene la vida, de Ti nos viene el amor, Tu Señor nos guías, nos amparas y consuelas y conoces nuestros corazones y nuestros más íntimos deseos, hoy con fe te suplico escuches mis ruegos y me des tu ayuda.

Cúbreme con tu amor, compadécete de mí Señor, y como amoroso Padre de Misericordia extiende sobre mi cuerpo enfermo tu Manto Celestial.

Dios mío, no me dejes, no me abandones, no te olvides de mi, para Ti, Proveedor Divino, no hay nada incurable, ni mal alguno se puede resistir a los remedios de tu gracia cuando acudimos ante tu bondad con gran confianza y esperanza.

Perdona Señor si alguna vez te he fallado, perdona todo lo malo, mis pecados y ofensas, prometo rectificar y no apartarme de tus santos caminos.

Señor de todas las criaturas, para Ti no hay nada imposible te pido con todo mí ser, pon sobre mí tu poder sanador y cura el cáncer que padezco, haz un milagro para que desaparezca por completo,
coloco mi vida en tus justas y misericordiosas manos, y te suplico, ayúdame a recuperar la salud perdida.

Renueva mis fuerzas y dame ánimo para continuar luchando, haz más fácil mis duros caminos y no me sueltes de la mano para que no pierda el coraje y desespere.

Quédate junto a mi día y noche para que no me sienta solo-a y desamparado-a, acrecienta mis fuerzas y dame voluntad y entereza para que pueda afrontar todo dolor y sufrimiento y salir victorioso-a en esta lucha que consume mi energía y me aparta de todo aquello que amo.

Guía y dirige a los médicos y personal sanitario que me cuidan, bendice sus manos y dales sabiduría para que sepan hacer lo correcto en toda ocasión y los tratamientos que me aplican sean los más efectivos.

Aleja las complicaciones, los obstáculos y las recaídas, para que todo avance de la mejor manera posible.

Ayuda a mis familiares y amigos que día a día me dan su apoyo, dales paciencia y fortaleza para que sigan ayudándome no permitas que pierdan la esperanza, alivia y cuida sus corazones para que sobrelleven bien mi enfermedad, te pido humildemente estar junto a los míos, gozar de su compañía por mucho más tiempo y poder cuidarles y hacerles felices como ellos me hacen a mí.

Ayúdame Padre a recobrar mi salud y dejar el sufrimiento, salir cuanto antes de tan tremenda y dura enfermedad y volver a ser las persona alegre y dispuesta que era, te pido con lagrimas en los ojos mi sanidad total, quítame todo dolor y padecimiento de cuerpo y mente, aplaca mis males, alivia mis dolores y retórname la salud que tanto necesito.

Pero, sin son otros tus designios, te pido me concedas la gracia de sobrellevar cristianamente mi enfermedad.

Que tu aliento y amor me acompañen en estos difíciles momentos, que tu palabra sea mi guía y me sirva de consuelo, y sobre todo que tus bendiciones estén sobre mí siempre.

Padre amoroso, me pongo a tu disposición, tómame en cuenta, quiero seguir viviendo y estar lleno-a de salud para servirte a Ti y a mis semejantes.

Regálame el don de una vida larga y sin enfermedad, y enséñame a ser más y más como tu Hijo Jesucristo, que mi corazón rebose de amor hacia Ti y hacia los demás, muéstrame tus senderos para estar más cerca de Ti, abre mis ojos para que reconozca tus muchos dones.

Dame la gracia de la humildad y de la comprensión, y sobre todo, concédeme fuerza para seguir luchando y salir triunfante con tu ayuda de tan grave enfermedad.

Señor, mi Soberano, mi Padre de quien espero todo bendíceme, no me desampares en tan dura prueba, por medio de tu Hijo Jesús y de su Santísima Madre, de tus Arcángeles, Ángeles y todos los Santos, te suplico de corazón: Lléname de paz, amor y salud. Así sea.

Lindo día y Bendecida noche de la mano de Jesús y de María.

Enviado por: Sandra Connelly.