Oración a Dios para las preocupaciones

Oración a Dios para las preocupaciones
Oración a Dios para las preocupaciones

Oración a Dios para las preocupaciones

Oración a Dios para las preocupaciones
Señor, Tú conoces qué es lo que me preocupa y me hace sufrir, por eso, en este momento, quiero solicitarte que me regales la paz de tu amor, que me hagas sentir en mi corazón que me amas y que me darás una gran ayuda en todas las situaciones que estoy viviendo.

Señor mi Dios, quiero sentirme acompañado por Ti.

Quiero saber que estás soplando la fuerza de tu Espíritu para que mi corazón se hinche con su presencia y esté preparado para seguir avanzando.

A veces fallo, lo sé, y no soy tan preciso en mis demostraciones de amor, pero Tú sabes que son errores y no es lo que quiero hacer, Te quiero Señor, quiero servirte para siempre.

Amadísimo Pastor de almas, todo lo bueno que hay en mi vida es gracias a tu bendición y a tus consuelos, por eso te doy gracias, por tu compañía fiel y tu amor sincero.

Gracias por tu Palabra porque con ella llegas a mi conciencia y me haces reflexionar sobre el camino que debo seguir.

En este día quiero pedirte que llenes mi corazón de una completa humildad, que en ningún momento busque los halagos y siempre me considere el más humilde de todos.

(Hacer la petición que usted necesita)

Ayúdame a librarme de esa vanidad que corrompe, a tener como norma siempre el amor y el servicio sin esperar el reconocimiento del otro.

Hijo de David, ayúdame a seguir adelante en mis luchas, arranca de mi corazón todo deseo de vanagloria que no me permite ver y comprender con claridad que la vida tiene sentido cuando somos útiles y serviciales con los demás.

Señor, sólo Tú eres mi Maestro y a la vez mi amigo, sólo Tú tienes palabras de consuelo y de esperanza.

Yo sólo soy un simple servidor, el hijo de tu esclava.

Quiero vivir obediente a tu Palabra sanadora, tu Palabra de vida.

Gracias por el amor que me das, eso me llena de fuerza y esperanza para avanzar en mi camino de santidad.

Confío en Ti, en tus promesas y en tu poder. Amén.

Lindo día y Bendecida noche!
Enviado por: Oscar Alejandro Tamez Bazan.