MARÍA MADRE MÍA PROTÉGEME EN TODO MOMENTO


María madre mía protégeme en todo momentoMaría madre mía protégeme en todo momento.

MARÍA MADRE MÍA MANTÉN MI CORAZÓN ARDIENTE Y FERVIENTE.

Protégeme María de la tibieza espiritual,
se mi remedio contra la asedia espiritual,
cura mis locuras, y enfermedades del alma.

Ayúdame a ser fiel fervorosa y amorosa, fecunda
y profunda en mi vida de gracia y de fe, y cuando
me sienta triste, abatida, dolorida por las penas de
la vida, cuida de mi, vela por mi, consuela mi alma,
para que mantenga la cordura, la alegría y la calma.

Has que sea antorcha encendida en el vivir, sacrificada espiritualmente, pero no templada, para poder realizar con amor y dulzura actos de Piedad, poder ser luz encendida, y alma fervorosa y entendida, guiada por tu corazón amoroso, donde encuentro feliz paz y reposo. AMEN.

AUTORA: LUZ DEL CARMEN GOMEZ OROZCO.