LA NAVIDAD COMIENZA CON MARÍA LA ESCOGIDA POR DIOS


LA NAVIDAD COMIENZA CON MARÍA LA ESCOGIDA POR DIOSLA NAVIDAD COMIENZA CON MARÍA LA ESCOGIDA POR DIOS.

La Navidad comienza con María, la escogida por Dios, la sin mancha.

¿Qué hubiese pasado, si ella hubiera dicho que no a su mandato? si ella también nació con libre albedrío… pero no, ella acepto.

Una jovencita de 15 años le dio el SÍ rotundo a Dios, no titubeó… Se convierte en la madre de Dios, hijo hecho hombre, ella se vuelve el primer sagrario vivo de Jesús.

Su dulce espera, su amor al prójimo, se entrega por completo al servicio de los demás; está llena de el Espíritu Santo…

José, hombre santo que duda y la abandona… hasta que el ángel lo visita en su sueño y lo hace reflexionar; solo detengámonos en este punto por un momento.

A María, el ángel se le aparece frente a ella despierta, no dormida; en esa época los ángeles solo aparecían en sueños y cuando lo hacían era para anunciar una muerte… a María se le presento despierta y no fue cualquier ángel, era el arcángel Gabriel; ella se asusta no por verlo, si no por el saludo que él le da.

No comprende porque la saludan de esa manera, y ese era un saludo que solo era digno para reyes, él se hinca y le hace reverencia.

Esto nos indica que San Gabriel ya sabe que ella será coronada reina y madre del cielo y de la tierra…

Esta pareja se une al mandato de Dios y contra todo lo que no podía ser en esa época, lo fue.

María virgen se convierte en madre por obra y gracia del Espíritu Santo, José se convierte en el padre terrenal y apoyo incondicional de María…

¿Qué celebramos en Navidad? el nacimiento del niño Jesús.

Entonces si es lógico decir que la Navidad comienza con María.

Dios te salve María, llena eres de gracia, el señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Gracias María madre santa que dijiste si a Dios, gracias por ser la nueva Eva, sin mancha, por tu valor, coraje y servicio a los demás, por ser única y por tu intercesión incondicional.

Gracias Virgen María por cuidar de Jesús como lo hiciste, por ser la primera apóstol, Gracias también por estar con nosotros, por tus mensajes, por tus apariciones, por que eres madre nuestra.

Gracias por tu humildad, tu sencillez, pero a la vez con una sabiduría extraordinaria.

Tú, eres templo sagrado de Jesús, eres mi inspiración y quién me llevó a los pies de tu hijo.

Gracias Virgen María, por ti estoy aquí y espero el 25 de diciembre para gozarme del nacimiento de tu hijo amado…

Infinitamente gracias. Amén… TE AMO MAMITA MARÍA !BENDITA SEAS!

Enviado por: Alma Lilia Ruiz.