Jesús confío pacientemente en tu bondad

Jesús confío pacientemente en tu bondadJesús Confío pacientemente en tu bondad.

Amado Padre, gracias porque sé que atiendes mis gritos desesperados e inclinas tu oído hacia mí, siempre atento a cada una de mis peticiones para conformarte con tu gracia y bendición de cada día.

Quiero ser también una bendición para las personas con las que me encuentre, por eso, te pido que vengas a mi vida y me haga experimentar el amor a través del fuego del Espíritu Santo, para que sane todos esos sentimientos negativos que no me dejan avanzar y alcanzar la libertad soñada.

Confío en que me sostienes y me das la valentía para no dejarme vencer por cualquier circunstancia adversa que hoy se me presente.

Señor Jesús, quiero seguirte como Tú me lo indicas, ser fiel a tus principios y aprovechar todos los dones que me has dado.

Quiero ser un sacramento viviente tuyo, ser reflejo de tu bondad, amor y justicia. No me dejes caer nunca en la trampa de buscar los halagos del mundo que me llevan a la vanidad, esa vanidad que me hace luego creer que todo lo he logrado por mis propios esfuerzos.

Los dones que me has dado son tuyos Señor, no puedo perder la conciencia de que eres Tú quien siembra y hacer germinar, yo tan sólo soy un colaborador.

Confío pacientemente en tu bondad y que algún día vendrás a recoger la cosecha que has dejado bajo mi administración: mi familia. Por eso, te suplico que me des siempre sabiduría y humildad para cumplir con esta misión.

Ven a mi vida y dame la fuerza para seguir luchando y no dejarme vencer por la apatía y el miedo.

Eres mi escudo y estoy seguro de que tu amor y tu misericordia no se apartan de mi corazón. Amén.

Propósito de Cuaresma:

Rezaré un Vía Crucis, por la conversión de los pecadores, por la paz de los países en conflictos y por todos los cristianos que están siendo perseguidos a causa de la fe.

Reflexionemos juntos esta frase:

“El misterio de la cruz, misterio de amor, sólo se puede comprender en la oración. Recen y lloren de rodillas ante la cruz”.

Enviado por: Oscar Alejandro Tamez Bazan.

Oraciones Poderosas